Los últimos guardianes de la Tierra

Los últimos guardianes de la Tierra

MÁXIMA ACUÑA LA DAMA DE LA LAGUNA AZUL VERSUS LA LAGUNA NEGRA, es el nombre del reportaje de Joseph Zárate Salazar, premiado como mejor historia o investigación periodística, por Los Premios Ortega y Gasset de Periodismo, concedidos por EL PAÍS.

Me alegro que el jurado haya hecho esta elección, y espero que dará visibilidad a dos hechos hoy en día sumergidos en el ruido de la información continua. Por una parte a un trabajo de periodismo magnifico y un poco desatendido en la era de los tuits, y por otra parte a una problemática muy grave aunque poco presente en la atención internacional.

Periodismo sin más

Ojala a través de este premio se de a conocer la cualidad de la revista peruana “Etiqueta Negra”, “la mejor revista de crónicas del continente latinoamericano” según el escritor y periodista Martín Caparrós. El Nuevo Periodismo Iberoamericano tiene con Etiqueta Negra un representante muy vivo y alentador. Las crónicas y artículos producidos mezclan actualidad, temas de fondo y literatura con una maestría poco común.

Es una delicia pararse un momento a leer estas historias, a las que afortunadamente hoy en día podemos acceder casi en cualquier momento y desde cualquier sitio gracias a nuestros dispositivos móviles, en el metro, en la sala de espera del médico o de la administración, o tranquilamente acomodados en el sofá de casa.

Defensores de la Tierra

Ojala también se de a conocer la historia de Máxima Acuña, que es la historia universal – tan antigua ya – de miles de personas, muchas veces indígenas o campesinas, que luchan para seguir viviendo en su tierra, impidiendo con su resistencia daños irreversibles al medio ambiente. Aguantan frente a enormes empresas mineras, extractivas o agroalimentarias, en una lucha de David contra Goliat. Se enfrentan a veces a sus mismos vecinos, seducidos por las promesas de trabajo y dinero hechas por los promotores del proyecto a cambio de su tierra.

Ponen en riesgo su vida, su salud, la seguridad de sus familias, con una valentía que pocos tienen, y con una probabilidad de éxito muy floja. Hay que tener una visión muy fuerte y clara para seguir el camino de Máxima Acuña, cuya salud se ha deteriorado mucho desde que vive en la incertidumbre y entre permanentes amenazas y juicios. Más fácil sería, como hacen la mayoría, vender su terreno y trasladarse a la ciudad. Pero las personas como Máxima luchan porque saben exactamente que lo que defienden es su vida. Saben que mudarse a la ciudad sería renunciar a la vida para caer en la mera supervivencia. Y esto es lo que la mantiene resistiendo. A lo mejor, la primera vez que hizo frente a una retroexcavadora, ni sabía que la laguna que defiende es parte de un sistema interconectado de lagunas y manantiales que alimenta los ríos y riega las praderas de toda la región de la sierra del Norte del Perú. Y que “tocar cuatro lagunas” como defienden los promotores del proyecto, dañaría todo el sistema acuífero. Y que en una región sin glaciares como es esta, es la única fuente de agua que puede abastecer a la población. La lucha de Máxima para mantener su vida podría también proteger la vida de todos los habitantes de la sierra del Norte del Perú.

La activista ambiental Berta Cáceres recibe el Goldman Environmental Prize (el llamado "Nobel Verde") en 2015. Será asesinada una año después.
La activista ambiental Berta Cáceres recibe el Goldman Environmental Prize (el llamado “Nobel Verde”) en 2015. Será asesinada una año después.

Hace poco fue asesinada Berta Cáceres, una reconocida defensora del medio ambiente hondureña. Su recién salto a la fama internacional con la adjudicación del Goldman Environmental Price en 2015 no impidió que unos sicarios entraran tranquilamente a su casa para dispararle 3 tiros en el abdomen el pasado 2 de marzo.

¿Algún día alguien será juzgado por este crimen? ¿Y por el asesinato de los otros 111 activistas medioambientales que han tenido lugar entre 2002 y 2014 solo en Honduras? ¿O los 116 activistas asesinados en 17 países del mundo en el 2014, cuyo 40% eran indígenas?
[ver datos del informe de Global Witness debajo].

Ojala nos demos cuenta que la lucha de estas personas es nuestra también y no dejemos que su acción quede en el olvido internacional. Y ojala la vida de Máxima Acuña, que acaba de ganar el Goldman Environmental Prize 2016, no corra la misma suerte que la de Berta Cáceres.

Para saber más

Una de las mineras de oro más ricas del mundo intenta desalojar a una campesina que vive en un terreno que esta compañía reclama como suyo. La empresa Yanacocha y el gobierno del Perú apuestan por un proyecto, Conga, para explotar una gran reserva de oro. Dicen que de él depende el progreso del país. Máxima Acuña se niega a irse de su casa y cambiar la única vida que conoce. Por años ha vivido frente a una laguna que Yanacocha proyecta convertir en un depósito de desechos tóxicos. ¿Vale más el oro de todo un país que la tierra y el agua de una familia?

> LEER LA CRÓNICA EN “ETIQUETA NEGRA”

¿Cuántos más?

global witness_01

global witness_02

global witness_03

global witness_04

Datos e infografia interactiva en Global Witness

Advertisements

Tu y yo

Tu y yo

Una profunda emoción me llena el cuerpo al recorrer esta serie de retratos del joven fotógrafo Gabriel Barceló. La sensación es instantánea, como el clic del obturador de la cámara. Sin embargo en cada una de las miradas que ha buscado transmitirnos, hay un largo camino. Por un lado el camino de la persona retratada, el camino de las piedras secas del Altiplano, el camino ancestral del Inca y de las culturas que ya estuvieron antes de él, el camino de una fortaleza interior que ha resistido siglos de desprecio y asimilacionismo, el camino duro de la supervivencia cotidiana. Por otro lado, hay el camino del fotógrafo, él del descubrimiento del otro. Es un camino que da vueltas y vueltas, durante años de convivencia, hasta encontrar una mirada que no necesita palabras ni en quechua, ni en aymara, ni en castellano. Esta mirada es el lugar donde los dos caminos convergen, y que todos podemos entender sin palabras, porque todos llevamos estas miradas dentro de nosotros, como seres humanos.

Gracias

>> Ver fotogalería en El País

>> Ver artículo en El País

Gracias Mandela

“Como dejamos que nuestra luz brille, inconscientemente damos permiso a otros para hacer lo mismo.”
― Nelson Mandela

Jambi Kiwa o una lección maestra sobre el desarrollo

Quisiera rescatar unos artículos y reportajes que realicé en 2010 Para la campaña “Pueblos Armonía” de la Cruz Roja. En esta época conocí en Ecuador a Rosa Guamán, una mujer extraordinaria, líder comunitaria y directora de Jambi Kiwa. Jambi Kiwa es una empresa de producción, procesamiento y comercialización de plantas medicinales que exporta sus productos en el mundo entero. Pero el proyecto de Rosa va más allá del aspecto productivo y comercial : es también una escuela de medicina andina, un proyecto comunitario enfocado a la participación y a la formación de las personas, un ejemplo de desarrollo con enfoque indígena, utilizando técnicas respetuosas del medio ambiente.

“No generamos lástima, generamos trabajo”. Rosa Guamán, directora ejecutiva de Jambi Kiwa.
“No generamos lástima, generamos trabajo”. Rosa Guamán, directora ejecutiva de Jambi Kiwa.

El éxito empresarial de un grupo de mujeres

Jambi Kiwa nació como una cooperativa fundada por una asociación de mujeres lideradas por Rosa Guamán, con el objetivo de cultivar, procesar y vender plantas medicinales y aromáticas. Agrupa a más de 600 familias de la región del Chimborazo que benefician de un mejor ingreso económico gracias a la venta de productos en el mercado nacional e internacional, vía redes de comercio justo. En 2003 Jambi Kiwa ganó el concurso latinoamericano de emprendimientos exitosos liderados por mujeres. Para lograr el éxito, estas mujeres se han apoyado en el conocimiento indígena, en formas tradicionales de actividad comunitaria, y en el espíritu de resistencia que es el resultado de la lucha contra la pobreza y la discriminación que han vivido durante generaciones.

El discurso y la actitud de Rosa es para mi un referente en cuanto a desarrollo, no solo hablando de proyectos de cooperación, sino también de la falta de visión a largo plazo de nuestro propio modelo. Recomiendo el visionado del video completo, dura 5 minutos y no decepciona!


Una proyecto económico, social, cultural, sanitario, ecológico.

En la visión indígena del desarrollo, el beneficio económico no se considera “desarrollo” si implica desequilibrios en otros ámbitos de la vida, como la sociedad o el medio ambiente. Así que además de generar ingresos para las familias, Jambi Kiwa pretende también:

Planta de procesamiento de Jambi Kiwa en Riobamba. Todo el proceso de cultivo y transformación de la planta es natural. Los productos son elaborados sobre la base de recetas de medicina andina.
Planta de procesamiento de Jambi Kiwa en Riobamba. Todo el proceso de cultivo y transformación de la planta es natural. Los productos son elaborados sobre la base de recetas de medicina andina.
– Rescatar y valorar el conocimiento ancestral del cultivo de plantas : producción exclusivamente orgánica y de calidad, de cultivos endémicos de la región.
– Rescatar y valorar la Medicina Andina
– Educar y alfabetizar a los socios de los sectores rurales.
– Respetar la igualdad de género y los niños.
– Preservar el medio ambiente erradicando la deforestación y quema de páramos.
– Fomentar el esfuerzo propio, la ayuda mutua y la participación equitativa de sus socios en acciones de desarrollo.

Mar, natación y emoción

Mar, natación y emoción

El Marnaton es una iniciativa que promueve la natación, la salud y el respeto del mar a través de pruebas de larga distancia en el mar. Contribuye a su vez a dar a conocer entornos naturales míticos como el Cap de Creus o el Garraf.

Cadaqués y el Cap de Creus, escenario de uno de los “Marnaton” · Foto Sergi Munné

El sábado participé en la IVa edición del Marnaton Cap de Creus – Cadaqués, una carrera de natación de unos 6,7km que separan la cala jugadora, uno de estos rincones mágicos del parque Natural del Cap de Creus, de la Platja Gran de Cadaqués. 569 nadadores se lanzaron al mar, bendecidos por un clima ideal : ni viento, ni olas, un sol ligeramente tapado por un velo de nubes agradables… un milagrito sabiendo que para este fin de semana se había declarado el estado de alerta por fuertes precipitaciones e inundaciones en toda Cataluña, particularmente en el litoral Gironés.

La salida de la carrera en la Cala Jugadora

A partir de la salida de la cala Jugadora, es el Gran Azul! la travesía de unos 4 km en alta mar es un trance! Una experiencia que evidentemente no hubiera podido vivir fuera del marco de una organización así. Aunque me sentía como un delfín rodeado de rayos de luz azul, sabía que había decenas de ojos que me vigilaban desde los kayaks que marcan el camino, hasta los barcos de vigilancia, avituallamiento, cruz roja. Al acercarme de la costa ya empecé a nadar rodeada de pececitos de colores que me dieron ánimo hasta el próximo avituallamiento.

Atacando la travesía en alta mar · Foto Sergi Munné edición 2010

Cuando las fuerzas empezaron a faltar, apareció a lo lejos la Platja Gran de Cadaqués, el pueblo lucía un color dorado, uno de los tantos colores surrealista que puede vestir Cadaqués en un mismo día. Nada sorprendente de que haya atraído a tantos artistas. Yo, en la recta final, estaba en una sesión onírica muy “daliana”. Pisé finalmente la Playa después de 2h38 de carrera, acogida por un montón de gente del pueblo para quien el Marnaton se ha convertido en un evento imperdible en las ultimas semanas de la alta temporada.

El Marnaton es una iniciativa que nació de los sueños de unos nadadores enamorados del mar, que decidieron lanzar un circuito de pruebas de larga distancia en el mar, “que sean míticas, por el entorno y las emociones, y que se conviertan en puntos de referencia mundial.” Con estos eventos, contribuyen no solamente a popularizar los deportes de fondo en el mar (natación, kayak), sino también a promocionar los entornos marinos de interés natural y contribuir a su preservación y respeto. Su éxito es fulgurante : de 200 participantes en su primera edición en 2010 ha llegado este año a 600, el tope máximo que sus organizadores decidieron aceptar.

Más información: www.marnaton.com
Galerías de fotos : https://picasaweb.google.com/marnaton

¿Quieres desconectar durante las vacaciones?

¿Quieres desconectar durante las vacaciones?

La comunidad de Livichuco se encuentra en el Altiplano boliviano, cerca de Challapata, en la provincia de Oruro. Es un pequeño caserío ubicado en lo que antiguamente era el camino colonial entre Oruro, Potosí y Sucre. En aquella época, Livichuco era un “Tambo”, es decir un lugar donde paraban los viajeros a restaurarse y descansar. Hoy podría ser un destino para personas que quieren desconectar por completo durante unas vacaciones… Livichuco parece un pueblo suspendido en el tiempo, en el medio del desierto. Para esta comunidad, el turismo es una fuente de ingresos que completa su actividad agropecuaria, bien escasa en semejante clima y topografía. Asimismo, el turismo permite dinamizar su artesanía tradicional y es también una manera para ellos de abrirse a las realidades internacionales.

Livichuco es una comunidad que hace parte de la Red Tusoco, La Red Boliviana de Turismo Solidario Comunitario. Vía su página web, Tusoco propone una serie de destinos, desde la Amazonía hasta los Andes, desde lugares altamente turísticos (salar de Uyuni, Lago Titicaca…) hasta rincones fuera de cualquier circuito (Livichuco), donde el turista que privilegia la protección del medio ambiente y el bienestar de las poblaciones podrá descubrir nuevos paisajes y culturas, dejándose guiar por la gente de las comunidades y compartiendo un momento de vida con ellos.

Mirar el video para descubrir este lugar tan singular y sus habitantes…

Ver Livichuco desde el aire: clicar aqui

Más información:
Ecoturismo y turismo comunitario, IOSPHERA para Cruz Roja Cataluña, 2010
Un ejemplo de turismo comunitario: la comunidad de Livichuco, Bolivia, IOSPHERA para Cruz Roja Cataluña, 2010
Galería de fotos, Pobles Harmonia, Cruz Roja Cataluña
Red Tusoco, Bolivia
Más iniciativas económicas de los pueblos indígenas en Pueblos Harmonía.

Ecoturismo y turismo comunitario

Ecoturismo y turismo comunitario

El turismo ecológico o ecoturismo privilegia la sustentabilidad, la preservación y la apreciación del medio (tanto natural como cultural) que acoge a los viajantes.

El impresionante salar de Uyuni, una de las principales atracciones turísticas de Bolivia. Hoy se puede contratar a guías indígenas para ir a visitarlo, comer y dormir en las comunidades que benefician así del turismo // Departamento de Potosí · Bolivia Foto Szymon Kochański

Por lo general el turismo ecológico se promueve como un turismo “ético”, en el cual también se presume como primordial el bienestar de las poblaciones locales.

El auge del ecoturismo en el mundo es una gran oportunidad para las comunidades indígenas, que pueden aportar un valor propio gracias a su conocimiento del entorno y su íntima relación con la naturaleza. En Ecuador y en Bolivia son cada vez más las comunidades indígenas que se dedican a hacer descubrir las riquezas naturales, históricas y culturales de su región y de su pueblo.

Estas actividades les permiten reforzar su identidad como pueblos originarios, revalorizar sus conocimientos y su cosmovisión, conservar su patrimonio, desarrollar sus comunidades de manera sostenible y crear nuevas oportunidades de trabajo para los jóvenes en el área rural… Asimismo el turismo es para ellos una manera de acercarse a las realidades internacionales.

El turismo permite dinamizar actividades como la artesanía y los servicios a los viajeros (alojamiento, alimentación, servicio de guía o transporte) que complementan las actividades tradicionales de producción agropecuaria y permiten mejorar la calidad de vida en el campo.

Es cada vez más difícil para el turista encontrar regiones vírgenes, que no han sido explotadas. La Amazonia es una de estas regiones que hacen soñar a los que quieren viajar fuera de los caminos trillados. Una buena oportunidad para las comunidades indígenas // Volcán Sangay · Ecuador Foto Paúl Malo
Los tejidos tradicionales del Altiplano boliviano están hechos con lana de llama o de alpaca, tintas a base de plantas e minerales, por mujeres campesinas de las comunidades // Departamento de Oruro · Bolivia Foto Alejo Cock